Ganas de ti

17.02.2017

Era un 5 de noviembre de 2016, era el día señalado tiempo atrás en el calendario con lápiz rojo, era el día de Guillermo y Marta.

Sevilla se levantó con ganas de amor, con ganas de ti, en esos días otoñales cubiertos nubes, días en los que miras al cielo y rezas para aguante, para que no rompa a llover, pero ni la lluvia se atrevería a impedir el "Sí quiero".

¿Lugar? La Macarena. No había otro, ni lo habrá. Devoción y fe marcaron una ceremonia marcada por la ilusión de ver cumplido un sueño. En la retina quedan grabadas las lágrimas de la madre Marta cuando ésta introducía el anillo en el dedo anular de Guillermo, bajo la atenta mirada de su Virgen.

El cielo respetó y las lágrimas, los besos, las felicitaciones y los abrazos dieron lugar a una lluvia... de arroz.

Hacienda Atalaya Alta acogió la celebración de tal enlace. Risas, confesiones y miradas cómplices llenas de alegría recibieron a Marta y Guillermo por todo lo alto... pañuelos al aire, brindis infinitos y gritos de "¡¡¡Vivan los novios!!!"

La noche fue larga, había mucho por lo que festejar, la lluvia volvió a hacer acto de presencia pero esta vez no importó, estábamos a salvo y lo uno que quedaba era disfrutar de aquel ambiente cautivador.


Un enlace como el que tuvo lugar aquel día reúne infinidad de momentos y aquí, en este video intentamos trasmitir lo que vivimos, lo que sentimos al lado de aquella pareja que un lluvioso 5 de noviembre de 2016 cumplió su sueño.